Pasado, Presente y Futuro

pasado.png

   La amplia raigambre de la filosofía y su protagonismo en la historia de Occidente llevan aparejada una larga tradición de su estudio en el ámbito universitario europeo. Los estudios filosóficos siempre han estado presentes, y han jugado un papel esencial, en la tradición cultural occidental. Del mismo modo, hoy día la presencia crucial de la reflexión filosófica en los grandes debates de nuestro tiempo —globalización, multiculturalismo, feminismo, ecología, etc.— vuelve a poner de manifiesto su importancia para la construcción de una futura sociedad del conocimiento.

  Centrándonos en nuestro ámbito geográfico inmediato, hay que decir que los estudios de Filosofía comenzaron a impartirse en la Universidad de Sevilla desde sus orígenes mismos, en el Colegio de Santa María de Jesús, a inicios del siglo XVI. A finales del siglo XVIII, el Plan de Estudios de Pablo de Olavide, origen de la Universidad Moderna, introdujo en la Facultad de Filosofía los estudios de Lógica, Física y Metafísica. En la segunda mitad del siglo XIX, con Sanz del Río a la cabeza, los grupos krausistas, hegelianos y positivistas de los cuadros docentes hicieron de este periodo uno de los más brillantes de la historia de la Universidad de Sevilla.

  A partir de 1979, en la Universidad de Sevilla los estudios de Filosofía pasan a impartirse en una nueva "Facultad de Filosofía y Ciencias
de la Educación", que alberga tres secciones: Filosofía, Pedagogía y Psicología. Pasado el tiempo, en el año 1993, la Licenciatura en Filosofía se constituye en una titulación independiente, pasando a depender académica y administrativamente de la que hasta el día de hoy es la única Facultad de Filosofía de toda Andalucía. El plan de estudios de “Licenciado en Filosofía” se implantó desde el año 1995 y llegó a alcanzar una cifra de 169 alumnos de nuevo ingreso en 1998 y de 580 alumnos matriculados en 2001-02.

  Posteriormente, el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior ha dado como fruto la nueva titulación de “Grado en Filosofía”, que comenzó a implantarse en el curso 2009-2010 y cuenta con una notable cifra de matriculación de alumnos que ha ido en aumento cada curso, con una notable presencia de estudiantes extranjeros a través de las convocatorias Erasmus y otros convenios.

  En el diseño del Grado en Filosofía se ha trabajado para ampliar el perfil profesional polivalente de los futuros graduados, redefiniendo sus competencias y habilidades, a fin de adecuarlas a la manera en que hoy día se requiere, a muy distintos niveles y bajo muy diversas formas, la presencia del filósofo en nuestra sociedad.

  Prolongación natural del Grado es el “Máster en Filosofía y Cultura Moderna”, que comenzó a impartirse en el curso 2011-2012, y que ha sido concebido para proporcionar una formación avanzada y de alto nivel al alumnado que han finalizado sus estudios de Grado y Licenciado en Filosofía y otras titulaciones afines. El Máster obedece a una demanda real de profundización en los conocimientos de filosofía, doblemente oportuna por sus posibilidades de convertirse en puente para futuros estudios de doctorado y por completar, con una especialización más que destacable, la formación de los futuros docentes en las enseñanzas medias. En este sentido, desde el curso 2014/15 se ofrece adicionalmente la posibilidad de cursar un “Doble Máster Universitario en Filosofía y Cultura Moderna y Profesorado de Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato”, gracias al cuál es posible obtener en un mismo curso la habilitación para acceder al profesorado de Enseñanza Secundaria y la especialización requerida para realizar un doctorado.

  Los estudios de Filosofía en la Universidad de Sevilla culminan así en el nivel de Doctorado, que tiene como meta la iniciación e inmersión en aquella faceta que caracteriza de forma particular el ejercicio profesional dentro de la Universidad y los institutos de alto nivel: la investigación. Así pues, el Doctorado en Filosofía se propone formar a los futuros docentes universitarios de Filosofía y a los que ocuparán los puestos de relevancia en los centros de investigación filosóficos y otros ámbitos de la cultura. Son aquellos que están llamados a representar de manera muy particular la conciencia crítica de la sociedad futura, la voz de la reflexión y la lucidez, y el elemento integrador que da coherencia a los distintos ámbitos de la compleja realidad humana.

  Por otra parte, ha sido adscrito recientemente a la Facultad de Filosofía el Grado de Estudios en Asia Oriental, titulación que se integra en el Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech en colaboración con la Universidad de Málaga. Este nuevo Grado responde a la demanda detectada en nuestro entorno de un mayor conocimiento, tanto académico como científico, de Asia Oriental, efecto del mayor protagonismo que dicha región ha adquirido en un nuevo marco internacional multipolar. El Grado de Estudios en Asia Oriental pretende responder a esta demanda mediante una formación pluridisciplinar que abarca los caracteres culturales (arte, religión, literatura, pensamiento filosófico…), las lenguas (chino, japonés y coreano), la evolución de sistemas y contextos políticos, el desarrollo histórico, la organización territorial (sistema de ciudades, estructuras regionales…) o las condiciones económicas y comerciales de aquellos pueblos. El Grado pretende así satisfacer las necesidades del contexto laboral de contar con profesionales capacitados en las relaciones con China, Japón y Corea en los ámbitos más diversos (comercio, economía, relaciones internacionales, diplomacia, intercambio cultural, medio ambiente, ciencia e innovación).